Joaquín


Actualmente, JOAQUÍN se dedica a dar clases de música pero ha tenido una época en la que se ha dedicado a cantar en musicales, salas, etc. Desde hace bastante tiempo, Joaquín tenía apartada su faceta de cantante y se había centrado más en la enseñanza, algo que le apasiona. La última vez que se presentó a un casting fue con 18 años y, desde entonces, no había encontrado ningún reto profesional por el que mereciera la pena luchar. Ahora, seguro de sí mismo, se presentó a los casting para ver si era capaz de superar un reto después de tantos años. Y así fue. Joaquín canta desde que era muy pequeño aunque reconoce que no lo hacía nada bien y así se lo hacía saber su madre. A ella le debe todo, ya que trabajaba de sol a sol para poder pagar sus clases de canto. Se considera un enfermo de la música porque canta todo el día, haga lo que haga. Cree que con ‘La Voz’ va a conocerse a sí mismo, va a superar sus miedos y va a demostrar lo que es capaz de hacer.

Malú, Alejandro Sanz, Laura Pausini y Antonio Orozco se giran a los pocos segundos de escuchar la voz de JOAQUÍN, un profesor de música de Ibiza que se ha atrevido a mostrar su talento a toda España. Para la audición a ciegas Joaquín canta ‘I believe I can fly’, de R. Kelly, mientras toca el piano. Después de que JOAQUÍN eligiera a Malú, los otros tres coaches restantes, que tanto habían peleado por ficharles para su equipo, se toman la derrota con humor. “Tampoco cantaba tan bien, ha desafinado un poco”, comenta Alejandro. Antonio Orozco añade entre risas: “yo creo que el piano era playback”. Después de una de las pujas más disputadas de los cuatro coach del programa en la que Laura se atrevió a decir que Joaquín es “el futuro ganador de ‘La Voz’ y Alejandro le invitó a tocar el piano Steinway que tiene en su casa, JOAQUÍN eligió a Malú: “Tengo dos hijos y mi hija de ocho años me dijo ‘papá, si se giran todos, vete con Malú”.

La calidad musical y vocal de JOAQUÍN es indiscutible. No en vano es uno de los flamantes FINALISTAS de la VOZ 2015.